YPF - Sesión en la Cámara de Diputados

03-05-2012 De: Comité Nacional de la UCR

Intervención de los legisladores del radicalismo-

El diputado nacional Fabián Rogel (UCR-Entre Ríos) criticó “el desastre y el fracaso que ha sido la política energética del peronismo” y al fijar la posición de la bancada radical ante el proyecto del oficialismo remarcó que “es falso decir que si nosotros hubiéramos decidido votar en contra en general estaríamos en contra de los intereses generales, pero también es falso decir que si nosotros votamos en general a favor este proyecto, como hemos decidido votar, estamos haciéndole el juego al gobierno”. Dijo que se trata de una “decisión orgánica de la UCR, de cada uno de los estamentos, de su convención nacional, del Comité Nacional y de los bloques parlamentarios” y refirió que “el proyecto impulsado por el oficialismo nos habla de lograr el autoabastecimiento y la soberanía hidrocarburífera a través de la adquisición del 51 por ciento de las acciones de YPF y de esa manera solucionar el problema energético en la Argentina. Nosotros decimos que no es así, que está faltando, como se dice ahora, como parte del relato, el 64 por ciento de la discusión de petróleo en la Argentina, del cual espero que hablemos”, puntualizó el legislados en su intervención durante la sesión. “En nuestras épocas YPF llegó en la Argentina a manejar el casi el 70 % del producido nacional en esta materia. Hay solamente estamos hablando de entre el 36 y el 38. ¿Quiénes manejan el resto? Bulgheroni, porque las cosas tienen nombre y apellido completo, Panamerican Energy, Cristóbal López, Lázaro Báez, Vila-Manzano y todos lo que algunos medios se han encargado de escribir. Pero también hay otros lobistas ocultos que tienen intereses y que están ligados también a grandes medios de comunicación que les molesta enormemente la presencia de la UCR. No me llama la atención porque son los mismos que voltearon a Yrigoyen, son los mismos que voltearon a Arturo Illia, son los mismos que los voltearon por el petróleo”, sostuvo Rogel. Rogel remarcó insistió que “la discusión que está faltando es sobre el 60 por ciento del petróleo. ¿Cómo se llegó a esto? Comenzó en la época del proceso militar con el endeudamiento asqueroso de las empresas del Estado e YPF fue un símbolo de esto, continuó en la época de Menem con la ley de reforma del Estado y continuó con todos los decretos que hemos propuesto su derogación como alternativa de fondo que es el cien por ciento de la discusión que es la que no se está dando a través del proyecto que nos ha enviado la presidenta”. El diputado nacional Juan Pedro Tunessi (UCR-Buenos Aires) señaló en la sesión por la expropiación de YPF que “Votamos por convicción, no votamos por que estamos a favor de este gobierno. Votaríamos de la misma manera cualquiera fuera el partido gobernante porque somos esclavos de nuestra coherencia, porque somos un partido de valores que le da un rol al Estado que es inmodificable a nuestra forma de ver en la actividad económica y en la actividad hidrocarbonifera en particular”. “El partido de la Unión Cívica Radical ha venido sosteniendo durante todos estos años cual es la situación energética de la Argentina, denunciando la falta de una política energética en la Argentina que iba a conducir al caos, a la dependencia absoluta y a la perdida de autoabastecimiento” agregó. “El sector energético en la Argentina presenta graves problemas: disminuyo la exploración de gas y de petróleo en la argentina; perdimos el autoabastecimiento energético; de ser un país exportador neto se convirtió en importador neto y por lo tanto dependiente; ante una demanda energética creciente, todos los rubros cayeron: la producción, la exploración y las reservas por debajo de las necesidades de demandas” sostuvo Tunessi. “Gastamos las divisas en importar energía cara para hacer un derroche absoluto de la energía en la Argentina. Las leyes que rigen el sector no se cumplen. No existen controles adecuados del Estado y la responsabilidad es de la actual administración y después de 8 años de gobierno, la responsabilidad de la actual administración es intransferible” dijo el diputado bonaerense. “El objetivo prioritario es que el país recupere el autoabastecimiento hidrocarburifero porque esta es la política que enarbolo la Unión Cívica Radical. Estamos planteando recuperar el autoabastecimiento porque este Gobierno se vanaglorio de importar hidrocarburos como si fuera una policía saludable, les daba lo mismo el autoabastecimiento que la importación de energía en la Argentina” remarcó Tunessi “No queremos que los que fracasaron en la política energética conduzcan los destinos de YPF. No queremos que los Espinosa, los De Vido, los Cameron, y todos quienes nos han conducido a este terrible fracaso conduzcan, queremos funcionarios con un plan de negocios. Vamos a votar también para a que antes de esta expropiación se intente una compra acorde de acciones de la compañía, no solo de Repsol sino también de la parte de Ezquenasi. Queremos que se investigue el vaciamiento energético de YPF. La UCR estuvo a favor de una YPF del Estado porque no negociamos ni cambiamos nuestros valores ni nuestras ideas” finalizó Juan Pedro Tunessi El diputado nacional Ricardo Alfonsín acusó al oficialismo de tener “la responsabilidad por la actual situación de YPF. Para ser más concreto, el oficialismo no sólo es responsable por lo que viene ocurriendo a partir del 2003 sino que es responsable de lo ocurrido en los años ’90, más concretamente de las políticas de enajenación de los principales activos del Estado, en particular de YPF”. “Como creemos que es necesaria la re estatización de YPF para reparar el error que cometieron en la década del ’90 vamos a favor, por principios, porque creemos que el Estado tiene como función principal defender el interés general”, indicó Alfonsín al intervenir en la sesión. Expresó: “El hecho de que el actual partido de gobierno haya cambiado de nombre no oculta la circunstancia de que la mayoría de sus miembros formaban parte del partido de gobierno en el década del ’90. El ex presidente Néstor Kirchner y la actual presidenta Cristina Kirchner formaban parte de ese partido, acompañaban ese gobierno y con fervor, con entusiasmo y de manera indubitable acompañaron las políticas que se conocieron como aquellas que desmantelaron los activos del Estado”. “Nos alegra el cambio del oficialismo, aunque no sea por convicción sino porque no tienen más remedio. Han dado un primer paso pero sólo un primer paso. Habrá que ver si están al altura de las circunstancias hacia adelante sino la ciuadanía, el pueblo, la historia, se los va a demandar” En los ’90 con la privatización de YPF comienza esta historia, pero allí no se agota la responsabilidad del oficialismo. Desde el 2003, como consecuencia de las erróneas políticas aplicadas empieza a descender en la Argentina, de manera estrepitosa, no sólo la producción sino las reservas de gas y petróleo. Durante esa gestión se perdió nada más y nada menos que la soberanía y el autoabastecimiento energético. Desde el 2003 en adelante, lo que nos había costado casi 100 años alcanzar y que pudimos logra en el gobierno de Raúl Alfonsín, lo perdimos a partir del 2003, es decir el autoabastecimiento energético. En otro momento de su intervención dijo: “El año pasado los argentinos tuvimos que importar energía por más de 9 mil millones de dólares y es probable que este año tengamos que hacerlo por una suma que rondará los 12 mil o 14 mil millones de dólares ¿Por qué importamos? Porque nos gusta importar. Tuvimos que importar porque la producción de petróleo cayó de manera estrepitosa desde el 2003 al 2010”. Indicó que “si bien REPSOL es la explica la mayor caída en la producción y en la exploración hidrocarburífera no es ni mucho menos la única empresa del sector que registra estas caídas en la producción. Casi todas las concesionarias han incumplido con sus obligaciones de inversión, casi todas se han comportado de la misma manera que REPSOL desde el 2003 en adelante”. “Nuestra propuesta alternativa ordena una auditoría general sobre el conjunto de las concesionarias para ver cuál es la situación contractual y eventualmente determinar las responsabilidades económicas y penales que puedan corresponderle no sólo a las empresas sino a los funcionarios que tuvieron la responsabilidad de ejercer los controles pertinentes y no lo hicieron”, dijo. El diputado nacional Ricardo Buryaile (UCR-Formosa) señaló que “vengo a exponer en uno de los debates más importantes que me haya tocado hasta ahora como diputado, y seguramente uno de los debates más trascendentes en los últimos tiempos en la Cámara. Me toca hoy como diputado hablar del control accionario por parte del Estado en la empresa YPF. Hace cuatro años estuve en esa bandeja durante el mayor debate que seguramente haya tenido la Cámara en mucho tiempo, el de la resolución 125”. “Tengo sensaciones ambivalentes por lo que viví en un momento y en otro. En el momento de la resolución 125 valoré mucho como ciudadano la apertura que tuvo el Congreso para debatir un tema de una trascendencia política pocas veces vista. Vimos desfilar a ministros, secretarios de Estado, técnicos; se nos escuchó a todos, más allá de la opinión respetable de cada uno y de que el Congreso votó como votó. Creo que ese día faltaron solamente seis diputados y la sesión duró 19 horas”. “La sensación ambivalente que tengo es que hoy como diputado y ante un tema tan trascendente para la Argentina como es YPF, tal como se nos plantea, no tuve la misma posibilidad de poder escuchar las razones que seguramente tiene el gobierno para tomar una medida tan trascendente como ésta”. “No estoy conforme con el rol que ha tenido la Cámara de Diputados. En dos meses, el ministro De Vido fue al Senado en dos oportunidades, pero no vino una sola vez a esta Cámara. Yo le he enviado una nota planteándole esta situación, señor presidente. No me gusta que la Cámara de Diputados sea la escribanía del Senado, y esa es la sensación ambivalente que tengo. Mirando para adelante, supongo que esta cuestión la podremos discutir y corregir, porque es en beneficio del país”. “Me hubiese gustado plantearle al ministro De Vido, o a quien concurriera a esta Cámara, determinadas cuestiones que tienen que ver con cómo se ha desentrañado toda esta crisis energética que abruptamente nos vino a contar la presidenta de la Nación el 16 de abril”. “El día 1º de marzo escuché con muchísima atención a la señora presidenta durante tres horas y media, hablando del crecimiento de las importaciones y de lo mal que se hablaba del país porque se estaba cerrando al mundo, diciendo que ese crecimiento de las importaciones tenía que ver con el 30 por ciento de aumento en la importación de gas”. “Ese crecimiento de las importaciones tiene que ver con la falta de producción que tuvo el país, y esa falta de producción, más allá de quién sea la autoridad de Repsol YPF o de YPF, tiene que ver con una pésima política energética”. “Entonces, mi inquietud es la siguiente: hemos fracasado en una política y en una matriz energética durante los ocho años de este gobierno, pero sin embargo sigue presente el secretario de Energía, Cameron, y el interventor y quien conducirá YPF es De Vido. Pero son decisiones de gobierno. Yo vengo a acompañar una decisión de Estado, y la decisión de Estado es acompañar la vuelta de YPF al Estado argentino, no para el gobierno que coyunturalmente representa la presidenta Cristina Kirchner”. “Me hubiese gustado además sacarme determinadas dudas con el viceministro de Economía, que vino a descubrir la crisis energética que teníamos ?que nosotros veníamos advirtiendo hace bastante tiempo, que los ocho secretarios de Energía la venían exponiendo, y sin embargo nos trataron muy mal? y felizmente avisó al gobierno que las cosas estaban mal, y gracias a Dios el gobierno se dio cuenta”. “Voy a acompañar a Kicillof en eso, y quería preguntarle, si el 51 por ciento vale cero, ¿cuánto vale el 49 por ciento? Si el 51 por ciento vale cero, ¿por qué el 49 por ciento no es del Estado? ¿O es que a partir de la inversión en el 51 por ciento lo que queremos es capitalizar el 25,46 por ciento de Eskenazi o como se llame?”. “Estas son las dudas que me arrebatan como diputado”. El diputado nacional Julio Martínez (UCR-La Rioja) manifestó que “estamos tratando un proyecto fundamental para el país, que se refiere nada más y nada menos que al petróleo, un recurso estratégico que en el mundo ha causado guerras y golpes de Estado, e interviene decisivamente en la cadena de la economía. Cuando se mueve el precio del petróleo también se incrementan los del transporte, los fletes y, por lo tanto, las mercaderías”. “Venimos a este debate respaldados en la historia de nuestro partido, porque somos los que con Irigoyen, creamos y nacionalizamos YPF; con Alvear, lo pusimos a Mosconi; con Illia, anulamos los contratos petroleros que eran dañinos para el país; con Alfonsín, logramos el autoabastecimiento de petróleo, y en la década del 90 nos opusimos con toda la fuerza a las privatizaciones”. “Mosconi nos guió por el camino. Hay empresas privadas y estatales que son exitosas, y también en los dos casos hay ejemplos de mal funcionamiento”. “Mi postura, y creo que la de nuestro bloque, de alguna manera está basada en una anécdota de Mosconi cuando estaba a cargo del servicio aeronáutico del Ejército, y la empresa Vico, una subsidiaria de la Standard Oil, le había prohibido los suministros petroleros si no le pagaban de contado. Prometió que pondría todas sus fuerzas en terminar con los trusts y haría todo lo posible para lograr que estos recursos estuvieran en manos del Estado. Por eso nosotros vinimos a plantear esta posición en esta sesión, que a mi juicio es muy importante”. “También levantamos aquella vieja bandera de Mosconi que hoy están usando los empleados de YPF que quedaron en el camino cuando se privatizó: entregar nuestro petróleo es como entregar nuestra bandera. Nosotros adherimos a ese precepto”. “Por falta de tiempo no me referiré a las bondades de nuestro proyecto –bien lo hizo nuestro miembro informante-, pero sí aclaro que en el debate en particular solicitaré que la provincia de La Rioja también tenga acciones en esta empresa que pagamos todos los argentinos. Todas las provincias argentinas deben tenerlas, no sólo las petroleras, porque éstas ya perciben las regalías”. “En nuestro país tenemos problemas energéticos, nos convertimos en importadores, y entre 2003 y 2011 hicimos inversiones equivalentes al 50 por ciento de las de la década del 80”. “En virtud de la ley 17.319 Cameron debía controlar pero no lo hizo, y vino a justificar el no abastecimiento que hoy tenemos en el país”. “Repsol se llevó 16.000 millones de pesos con el aval del Estado, al mismo tiempo que en otras empresas con control estatal éste tenía otro comportamiento. Basta recordar lo que hizo Moreno en Papel Prensa, que hasta fue a amenazar con una paliza a sus directores si avanzaban en el sentido que no quería el gobierno. Sin embargo, no tuvo el mismo comportamiento cuando estaban vaciando a Repsol. Por eso son cómplices”. “El gobierno no tiene una política energética. Nadie puede creer que hicieron un paqrue eólico “trucho” en La Rioja. Nos mentían diciéndonos que estábamos interconectados y mandando energía a todo el país, cuando hoy nos enteramos de que lo deben hacer de nuevo porque está mal construido y ha sido un fraude para los riojanos y el país en general”. “De las 190 concesiones petroleras que cedieron las provincias, la mitad se entregaron a empresarios amigos del Estado que no tienen ninguna referencia ni antecedentes en el sector petrolero, como Lázaro Báez, Manzano, Cristóbal López y otros, descartando a YPF y otras empresas”. “No pueden negar que Cristina estuvo a favor de las privatizaciones cuando era diputada provincial, que Parrilli”. La diputada nacional Mariana Juri (UCR-Mendoza) expresó: “Se reserva, pues, para el Estado, el derecho de vigilar toda explotación de esta fuente de riqueza pública, a fin de evitar que el interés particular no la malgaste, que la ignorancia o precipitación la perjudique, o la negligencia o la incapacidad económica la deje improductiva, para lo cual se adoptan en el proyecto disposiciones que fijen y garanticen un mínimo de trabajo y de las formas convenientes de realizarlo”. “Pensarán ustedes, señores diputados, que esas palabras pertenecen a los fundamentos del proyecto enviado al Congreso, pero no es así. Se trata de lo que en septiembre de 1919 dijera Hipólito Yrigoyen en ocasión de remitir a esta Cámara la iniciativa para la estatización y creación de YPF”. “Desde la Unión Cívica Radical también podríamos contar, por lo breve y contundente, aquella anécdota según la cual el entonces presidente Illia recibió por sólo cinco minutos a Harriman, enviado de Kennedy, cuando se intentó ejercer presión respecto de la anulación de los contratos petroleros. Illia, le dijo “Esta es una decisión soberana del Estado argentino” y muy amablemente lo acompañó a retirarse por el Patio de las Palmeras”. “También podríamos reproducir el brillante discurso del entonces diputado nacional Raúl Baglini, quien junto con todo este bloque se opuso férreamente a aquel famoso proyecto privatizador de los 90. Incluso, podríamos relatar lo que desde la Unión Cívica Radical dijimos hace muy pocos meses al gobernador de Mendoza ?siendo ese gobierno muy amigo de YPF y de Repsol? en ocasión de que, sin mediar exigencia alguna, se prorrogaran por diez años las concesiones petroleras. Allí también estuvo el radicalismo diciéndole que no lo hiciera, que llevara a cabo una auditoría, que controlara, porque ya sabíamos que no estaban haciendo bien las cosas”. “Ustedes quizá pensarán que digo esto para aferrarme al pasado, pero en verdad hoy ningún sentido tendría que nos echáramos cosas en cara sin mirar el futuro. Formulo estos conceptos, así como lo han hecho muchísimos diputados y senadores, para intentar –una vez más? que el kirchnerismo reconozca en el nuestro al único partido que supo, sabe y sabrá lo que hay que hacer en relación con YPF y la política energética”. “Ojalá mis palabras sirvan para entender que lo que mañana propondremos en ocasión del tratamiento del proyecto en particular, así como adelantaron el señor diputado Tunessi y otros legisladores, tiene el único sentido de lograr un proyecto que sirva a los argentinos, que no encuentre nuevamente al peronismo teniendo que arrepentirse de lo que hizo, dentro de unos años”. “A los argentinos no les alcanza que hagamos cosas y a los años o meses vengamos a pedir perdón. Por eso, sencillamente con mis palabras quiero volver a decir al oficialismo y a la presidenta de la Nación, si es que me escucha, que no nos alcanza con que agradezca en sus discursos nuestro acompañamiento. Ojalá aproveche la oportunidad de que la oposición la acompaña para saber recibir todos los proyectos que nosotros queremos, que en razón de la falta de tiempo no tendría sentido mencionar”. “Así, estaremos evitando a los argentinos un nuevo fracaso, y a muchos diputados del oficialismo, tener que pedir muy prontamente perdón”. El diputado nacional Mario Fiad (UCR-Jujuy) señaló que “la crisis en el sector hidrocarburífero no surgió por generación espontánea. Esta crisis que llega a una situación insostenible tiene antecedentes en su desarrollo, donde hay responsables, muchos de los cuales hoy se rasgan las vestiduras por decisiones en las que participaron o apoyaron enfáticamente”. “Quiero dejar en claro que no existen avenimientos que llegan en un operativo histórico de rescate; no hay salvadores que llegan a recomponer lo que otros hicieron. Acá existe un mismo signo político que hizo y que hoy quiere deshacer ante la evidencia dramática de las consecuencias de decisiones desacertadas en una época, y de ausencia de controles en la otra”. “Es necesario que desmitifiquemos esta película y que todos tengamos la grandeza de hacernos cargo de lo que ha pasado. Se trata de una expresión que tanto se declama hoy y que tan poco se practica. Muchos hoy deberían hacerse cargo de lo que hicieron, de lo que no hicieron y de lo que consintieron deliberadamente. Pareciera que se han olvidado por completo”. “Además, este gobierno parece olvidarse que hace más de diez años con la misma gente –aun probada la ineficiencia de algunos? viene gestionando este país. No puede sorprenderse ahora de realidades que estuvieron ahí todo el tiempo”. “Nadie discute sobre el valor estratégico del sector hidrobarburífero, pero justamente ese valor estratégico es el que aconseja que las decisiones que se adopten sean las acordadas. Los controles serios y las responsabilidades claramente determinadas y deslindadas en su caso son las que promoverán mediante la ley y la justicia que se hagan cargo los que deben hacerlo”. “Todos coincidimos en la importancia que tiene la recuperación de YPF. Por ese motivo hoy estamos aquí, apoyando la decisión de nacionalizar la empresa. Lo hacemos no movidos por emociones vacías o por discursos sensibles que apelan a sentimientos de orgullo. Lo hacemos motivados por un auténtico patriotismo que nos hace leer con seriedad y preocupación la realidad que se nos presenta, que no se mueve por arengas partidarias, sino por decisiones pensadas y razonables que buscan la preservación de nuestros recursos y la eficiencia en el funcionamiento de este sector en beneficio de todos los argentinos”. “Apoyamos la necesidad de recuperar el control de YPF, pero no queremos que esta empresa siga el camino deficitario e ineficiente de Aerolíneas, donde pareciera que al Estado le bastaba con enorgullecerse con la expresión “nuestra aerolínea de bandera”. De hecho se producen sentimientos que chocan estrepitosamente con el funcionamiento de la empresa y el cotidiano padecer de los usuarios”. “Con lamentable frecuencia advertimos consecuencias de dos graves errores de este gobierno: su resistencia a los controles y la ausencia de una planificación integral, estratégica, pensada para mediano y largo plazo en las diferentes áreas”. “Para iniciar una nueva etapa en el sector hidrocarburífero, no podemos dejar pasar la posibilidad de utilizar mecanismos que posibiliten controles profundos, con el compromiso del gobierno de fortalecer el sistema democrático, planificando estratégicamente, ejecutando mediante la intervención de las personas más capacitadas e idóneas, controlando responsable y oportunamente, y deslindando responsabilidades de cara a la sociedad”. “Por las razones expuestas, estoy convencido de que la propuesta que proviene de nuestro bloque es la iniciativa que mejor refleja el objetivo de recuperar YPF. Sólo será el punto de partida de un proceso que ponga al sector de manera definitiva en el camino de un desarrollo con equidad y eficiencia al servicio de todos los argentinos”. El diputado nacional Jorge Álvarez (UCR-Santa Fe) sostuvo que ”pareciera que para el oficialismo, como dice Discépolo, veinte años no es nada. En 1992, de la mano de Menem, y con el acompañamiento de Néstor y Cristina, privatizaron YPF. Hoy pretenden desandar ese camino de la mano de Cristina y con el acompañamiento de Menem. El orden de los factores, en este caso, sí altera el producto”. “Decir que vamos a discutir la soberanía es algo tan obvio como preguntar a cualquier argentino si los jubilados deben tener una jubilación digna. En la provincia de Santa Fe se cobra el 82 por ciento móvil, y cuando aumentan los activos, automáticamente se aumentan los haberes de los jubilados. Seguramente la ciudadanía estaría de acuerdo con esta medida. En cambio, si dichos haberes se ajustan cada seis meses, como ocurre a nivel nacional, lejos y tarde de la inflación y de los aumentos salariales, sin el 82 por ciento móvil y con fondos de la ANSES que se utilizan para cualquier destino menos para los jubilados, la voluntad y decisión de la gente serían otras”. “Con este tema pasa algo muy similar, y lo digo como radical, perteneciente a un partido que tiene tradición, antecedentes ?como lo señalaron varios de mis correligionarios?, desde Illia hasta Alfonsín, y una posición histórica contraria a la privatización”. “Estos son argumentos suficientes que avalan la postura del radicalismo. De todos modos, creo que el fin no justifica los medios. Como argentino no puedo dejar de reconocer la importancia que tiene la soberanía energética”. “Por supuesto, estoy de acuerdo en el qué, pero bajo ningún aspecto puedo compartir el cómo y con quiénes se lleva a cabo esta medida. Este es un proyecto que ataca a la calidad institucional. Si bien se pretende justificar que por ser una sociedad anónima abierta no tiene control, es inadmisible que no exista en un ente tan importante como es esta empresa” “La iniciativa representa un ataque al federalismo porque nuevamente se deja a un montón de provincias afuera, como la mía: Santa Fe. No estamos discutiendo las regalías sino la integración del capital accionario. Santa Fe tiene una destilería en San Lorenzo, pero paradójicamente como son amigos del poder en este proyecto no se toca. Es un cheque en blanco para facilitar negocios con empresarios, porque se dice que la sociedad puede tener acuerdos con entidades públicas o privadas, nacionales o extranjeras. Este tema da pie a cualquier cosa”. “Antes de seguir avanzando en mis argumentos, quiero fijar mi posición personal. Son claros los argumentos por los cuales no debería acompañarse este proyecto. No es que esté en contra del qué sino en la forma en que se ha instrumentado la iniciativa. Soy respetuoso de las decisiones mayoritarias de mi partido. Se ha decidido que hay que acompañar este proyecto, y solo por esta razón voy a votar en general afirmativamente, sabiendo que mi voto no define el resultado de la votación”. “Si uno analiza detalladamente la iniciativa, el artículo 1° se refiere a declarar de interés público nacional el logro del autoabastecimiento de hidrocarburos. Esto es obvio e importantísimo en un país –como bien se dijo? con petróleo, pero no petrolero. El oficialismo debe hacerse responsable, porque no se cumplió con este objetivo. ¿Por qué se va a expropiar el 51 por ciento de las acciones y no se avanza sobre el total? ¿Por qué seguir haciéndose cargo? ¿Por qué no se realizaron inversiones? ¿Por qué no se deja sin efecto la concesión en vez de avanzar en una privatización, y por qué no se transforma a la empresa en una sociedad estatal con participación estatal mayoritaria?” “Indudablemente aquí no estamos avanzando sobre el ciento por ciento del petróleo en Argentina sino solamente –como bien se decía- sobre un 30 por ciento, y de esto, solamente la mitad”. “El Poder Ejecutivo tiene que hacerse cargo de que no existe una política en materia energética y de que sus representantes han convalidado todo. Nuevamente el kirchnerismo demuestra que no quiere hacerse responsable de nada”. “En lo personal, temo que de la misma manera en que los recursos excedentes de la soja no se están usando para el desarrollo, de la misma manera en que se usan discrecionalmente los fondos del Banco Central –en virtud de la última modificación de su Carta Orgánica? y de la misma manera en que se usaron los fondos de la ANSeS y del Banco Nación, ahora quieran ir por la caja de YPF”. La diputada nacional Maria Luisa Storani (UCR-Buenos Aires) dijo que “No voy a profundizar en la historia de nuestro partido en la lucha por la soberanía energética porque creo que los correligionarios que me antecedieron en el uso de la palabra explicaron muy bien esa historia. Me refiero a los diputados Rogel, Tunessi y Alfonsín”. “En primer término, adelanto mi voto afirmativo en general, en el mismo sentido en el que lo ha hecho mi bloque”. “En segundo lugar, aportaré durante mi discurso un cuadro con la relación entre el crecimiento de la economía con el decrecimiento de la producción petrolera, lo cual desmiente al diputado riojano del Frente para la Victoria que ya hizo uso de la palabra.” “Estimo que el paso que estamos dando es necesario, pero que resulta insuficiente para recuperar la empresa como una de las claves de la soberanía energética nacional, para que esté al servicio del desarrollo económico, social, científico y tecnológico”. “Aparentemente el gobierno plantea el principio de soberanía hidrocarburífera para recuperar el control corporativo de la empresa. Esas son buenas premisas para recapturar la renta petrolera y equilibrar el balance de divisas, pero también incluimos entre nuestros propósitos la necesidad de ampliar las reservas, asumir a la energía como un puente hacia el consumo y la producción futura y promover la investigación y el desarrollo, ya que eso puede constituir para el país la palanca fundamental de acceso a la sociedad del conocimiento”. “Por lo tanto, desde esa diferenciación, estoy convencida de que la presentación pública oficial está falseada por las necesidades coyunturales de la caja pública”. “Procuramos resolver esa insuficiencia con otros proyectos que hemos presentado junto al diputado Rogel. En este sentido, puedo mencionar la propuesta de creación de un observatorio de vigilancia económica, financiera y tecnológica de carácter bicameral para todas las concesiones petroleras, con asistencia de las universidades públicas. También impulsamos un régimen que promueva una mejora del comportamiento tecnológico de contenido nacional en el sector, que revierta la desnacionalización ocurrida desde la privatización menemista. De este modo, vamos por un proyecto alternativo a la propuesta actual del gobierno, que esperamos poder compartir con otros bloques que también aprueban este proyecto en general. Digo esto porque debemos asumir que el proyecto en consideración no revisa ni revierte el marco regulatorio del menemismo, no aborda la situación de los otros concesionarios del sector, ni contempla el rol clave del conocimiento y el papel del recurso humano”. “Nuestra convergencia parcial intenta aportar seriedad a la estrategia. Acá está la Unión Cívica Radical para garantizar la seguridad jurídica, no desalentar las inversiones y proteger la relación bilateral con España. Digo esto porque entendemos que ha sido absolutamente inadecuado el modo en que procedió nuestro gobierno, lo mismo que el comportamiento de Repsol, que fue consentido por el gobierno argentino a través de su representante en el directorio de YPF. En definitiva, estamos acá por una Argentina confiable y moderna”. “La inexistencia de un Estado decente no devalúa el interés radical por una YPF argentina con más motivos que los doctrinarios. Por eso, estamos acá para ser guardianes de un mejor control a través del observatorio cuya creación estamos proponiendo” “Con mi voto afirmativo en general procuro dar una señal de demanda de concertación en una cuestión tan sensible”. “Como todos saben, mi padre fue Conrado Storani, presidente de Agua y Energía, secretario de Energía de don Arturo Illia y de don Raúl Alfonsín y senador de la Nación en la década de los 90. Muchas cosas podría decir hoy sobre su aporte a la soberanía energética, pero en este momento quiero compartir con ustedes algo de su frustración y tristeza. Cuando en este recinto la actual mayoría y la Ucedé saludaban eufóricas la privatización de YPF, a los que estábamos con él nos preguntó: “¿Qué festejan?” “Ojalá que mi participación en este debate sirva para revertir aquella derrota política del pensamiento nacional, y que en esta batalla por la recuperación por la soberanía energética esté a la altura de su ejemplo”.

La UCR en su Provincia